Blogia
Ssshhhh...

enamorada de ilusiones...

Un año más el circo llegaba a la aldea. El viejo elefante, las dos cabras raquíticas y el león castrado, volvían a ser la atracción de grandes y menudos. La carpa roja desgastada se alzaba digna en el descampado cerca de la estación de tren abandonada.

Aynur se acercó curiosa a las casetas nómadas de los trabajadores del circo y reparó en un pequeño tenderete. Se preguntó si el chico de piel morena que lo ocupaba formaría parte del espectáculo o si por el contrario, sería un nuevo comerciante en la aldea.

- ¿Qué me ofreces muchacho? -inquirió con desparpajo.

- Sueños -respondió con una sonrisa mientras le escrutaba la mirada- Me llamo Horus, soy prestidigitador de palabras.

- Aynur -y se dejó caer sobre la vieja silla ante el tablón que ejercía de mostrador.

Así empezó la primera conversación de las mil que vendrían después.

Cada atardecer al acabar el último espectáculo circense y después de que desapareciera el gentío, Aynur se desplazaba hasta el tenderete y se sentaba a la vera del muchacho para escuchar sus malabares. Eran palabras en forma de sueños y esperanza que desperezaban ilusiones. Casi inevitablemente, ella pasó a ver el mundo a través de los ojos de él seducida por las pinceladas sonoras que dibujaban las imágenes con las que siempre había soñado. Se le aceleraba el corazón cuando llegaba la hora de verle y sus días empezaron a girar alrededor de esos momentos compartidos. Recibía la noche sintiendo la vida que quería vivir llenándole el alma, con el sabor de los sueños hechos realidad.

Una tarde entre horrores descubrió que el muchacho ya no estaba, alzó la vista asustada y vio que la carpa había desaparecido. Se le ahogó el corazón, se le embutieron las palabras y le temblaron las piernas. Con la vista nublada y la respiración quieta, subió como pudo las quince escaleras que la llevaban a su piso. Cerró la puerta tras ella y allí mismo, dejó resbalar su cuerpo hacia el suelo sintiendo que todo se había roto en su interior.

Hasta la mañana siguiente no se movió, y cuando por fin se alzó, comprobó que no podía caminar sin arrastrar el alma y los pies. Sintió que le habían roto el corazón y se preguntó quién y cómo, porque no era los ojos almendra de Horus lo que añoraba cada anochecer.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

21 comentarios

R. -

que hermoso
pasarè por aquì mas seguido

Carlos (señor Chow) -

Bonito y delicado relato... me deja muy intrigado y melancólico su final. ¿Qué desearía?

¡Un saludo!

Maria -

Precioso... tanto el relato como los sentimientos de los protagonistas...
mil besitos.

Eva -

Me ha encantado, tu blog es muy bonito, me gusta leerte...

Besos!

najwa -

Diglee... amarra tus ilusiones a la pata de la cama entre el gato y el periquito para que no se te vayan :) Besos

No_se_es... es cierto que practica todas las noches para mejorar sus acrobacias. Gracias por tus palabras siempre cálidas.

PlumaRoja... es cierto que lo que realmente llega de las personas son las millores de cositas bajo la piel. Puede soñar a tópico pero es lo que yo quiero y recuerdo. Bienvenida!

Yosigoaquí... Ella aprendió grandes acrobacias con él y aprende a desplegarlas. Mil besos niña!

Pow... somos duros de cabeza :P

Xanty... Ninguno de los dos se ha olvidado y se recuerdan. Gran regalo el de esta mañana, fue un bonito despertar. Gracias y mil besos.

Pez... la necesidad de viajar... Yo cada noche viajo a tu escalera a tocar todos los timbres,creo que eso ya te lo he confesado XDDD

Pqueno... gracias por darme tu mano y acompañarme en el camino. Aquí estoy yo también para los días tontos o los tropezones. Besoss.


Rafael... el viento se puede llevar las palabras pero no la huella que dejan. Besos hasta tu playa.

Alfredito... un placer conocerlo! Mua!

Sélah... Gracias por pasarte entre los giros de tu danza. Muchos besos.

Max... ¿Cómo que no ligas siendo mago? Tíooo, ¿les has sacado alguna vez un conejo de la chistera? Un besazo y bienvenido!

Xavier... Pues sí se debería sentir dichosa por lo que le aportó la experencia. No había caido en esa emoción!! Gracias!!!:)

Charles de Bartz... sí que es bonito poder hacerlo. Un privilegio!!! :) Gracias por estar hoy por aquí.

Ardid... Si nos quedamos con la parte negativa nos costará recordar la felicidad, y creo que ser felices. Muchos besos y gracias por venir.

Esencia... Uhmmmm, sí! se lo diré ;) Un besazo enooorme!!!

esencia -

yo creo que tb ella se ha vuelto una prestidigitadora de palabras y de sueños (díselo, tal vez no lo sabe)

besos :)

Ardid -

Hay quien deja sueños rotos en las palabras, y un cuerpo con alma inerte tras la puerta.
Pero \"si me quedo con tu ausencia, si me guardo hoy tu frialdad, si recojo la distancia que te has puesto... Cómo mirar atras, y recordarte con felicidad\".
Así dijo su autor.

Charles de Batz -

Bonito texto. Es importante conocer el valor de las palabras y saber unirlas de manera que produzcan efectos inimaginables.

Volveré por aquí

Xavier -

¡Dichosa! Se tenía que haber sentido dichosa, y ahora que ya todo volvía a su normalidad, seguir mirándo hacia adelante para la próxima; y de mientras, para seguir en pie tirar del recuerdo (sin excederse, que también eso es malo).

Salud!

PS: El relato me ha encantado.

Max -

A los magos nos lo preguntan casi siempre que trabajamos:

¿Se liga haciendo Magia?

La respuesta es NO.

Salvo en el caso de Pepe Carrol, que deduzco que era el Horus este, disfrazado.

Así que ya saben, ¡háganse músicos!

Sélah -

Gracias x tu comentarios en mi blog. Me encantó lo q leí. Volveré a visitarte...
Besotes!

Alfredito -

Gracias por visitar mi blog y dejarme un comentario. Te visitaré.
Besitos.

Rafael -

La importancia de las palabras no está en quién las predica, no está en quién las escucha, no está en quién las lee, no está en quién las escribe.
La importancia de las palabras está en lo que nos dicen, en aquello que nos hacen sentir.
Si es verdad que el viento se lleva las palabras, que no se lleve al menos su significado y su sentimiento.

pqueno -

siempre he soñado con llegar a ser funambulista de letras con una red tejida con frases bonitas...veo q no soy el único, y me alegra q alguien más se aventure en esa cuerda floja (si te caes, toma mi mano)

abrazos ausientes desde el norte

pez -

Que facil es que te creen la necesidad de viajar, que te hagan vivir esos sueños que solo los contadores de historias saber realizar.

Xanty -

.... El tren tambien partio para el prestiditador de sueños, emociones, vivencias,recuerdos .... Alguien le desperto a deshoras de su sueño y la \\\"normalidad\\\" le arrastra a seguir su camino. Pero en lo mas profundo de su ser, recuerda la seda color burdeos, la luz de la complice luna, el espejo frente a la cama, la ventana semicerrada, el calor de la adrenalina del furtivo, su voz, sus palabras, sus te quieros, ............

Pow -

Tan antiguo y tan incomprensible como el carpe diem. Y es que no hay manera de que uno pueda metérselo en la cabeza...

yosigoaqui- -

Jo, no vale, me has emocionado como una tonta con este texto... lo que Aynur todavía no sabía es que los trucos de malabarista quedaron cosidos en las palmas de su mano y que los desplegaba alrededor casi sin darse cuenta.
Mucho calorcito y un abrazo grande, grande

Pluma Roja -

Muchas veces/la mayoría/siempre (creo) se echa más de menos el interior, lo que se te enseña, lo que influye en ti...que la cáscara que nos envuelve. ¿no?

no_se_es -

quizá él le enseñó palabras y malabares que la hacían soñar, pero ahora ella seguro que es capaz de realizar aquellas piruetas que le enseñó Aynur, e incluso alguna mucho mejor.
abrazos con sol.

diglee -

hey ya van dos veces q se borra mi comentario. uno se siente desolado cuando lo abandonan las ilusiones, como bien describes en tu cuento. es una bella historia, triste, pero bella.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres