Blogia
Ssshhhh...

corría...

Aún no había salido el sol y corría. Lo hacía con determinación, inconsciente de si escapaba o regresaba, con la máxima de no permanecer quieta un segundo más.

Pensé en el suelo resbaladizo, en que debería ir más lenta, en el maldito color de tus pestañas.

Caí y me asusté. Me horrorizó un chasquido, aunque peor fue sentir que me costaba respirar, saber que hoy se había roto algo más. Yo misma. Y lloré por todo, con intensidad, exorcizando cada sueño que construiste para mí.

Se confundieron mis lágrimas, la lluvia y el recuerdo difuso por la ansiedad de tus palabras calladas. Me permití el lujo de sacar toda la mierda. No te imaginas lo bien que me sentó hacerlo.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres